Ir a la página principal.
Guías de

Vacaciones de verano en Río de Janeiro

Busca un establecimiento

Una escapada a Río de Janeiro en verano hará realidad su sueño de estar en un paraíso tropical. El carnaval lanza su hechizo liberador hacia todos los rincones mientras el espíritu festivo envuelve a quienes festejan el Año Nuevo en la costa color turquesa de Río. Reserve un hotel en Río de Janeiro durante el verano para disfrutar de sus fragantes noches y sus alegres celebraciones.

Año Nuevo en la playa

En la última noche del año, la tradición mística y la extravagancia contemporánea se combinan en una fiesta para los ojos en los espectáculos de las playas de Río. Únase a la multitud de supersticiosos brasileños en las arenas finas de Copacabana, vestido de pies a cabeza de blanco para atraer la buena suerte. Aquí, miles de barquitos de madera de juguete se lanzan al Océano Atlántico como ofrenda de fin de año a las deidades de los mares. A medianoche, las barcazas atracadas cerca de la costa lanzan una cascada de fuegos artificiales que iluminan la bahía. En la playa, acérquese al ritmo hipnótico de los percusionistas o siéntese en la espectacular terraza art déco del Palacio de Copacabana.


Preparación para el carnaval del verano

Durante las semanas anteriores a la explosión del carnaval en febrero, las escolas do samba abren sus puertas a quienes les brinden buenos deseos en sus reconfortantes ensayos. Diviértase con la elaborada coreografía de los bailarines disfrazados en la escola Mangueira, ganadores del carnaval pasado, o experimente la bien lograda función de los músicos comunitarios de Beija-Flor. El fin de semana anterior al carnaval también se destacan los bailes de disfraces de gala. Miles de personas con atuendos locos celebran en estilo opulento sobre el morro Pão de Açúcar, que se eleva ante las luces rutilantes de la ciudad. Escola do Samba Beija-Flor, 60 Rua Rivadávia Corrêa, Gamboa, Barracão nº 11. (www.beija-flor.com.br). Escola do Samba Mangueira, 1072 Rua Visconde de Niterói, Mangueira. (www.mangueira.com.br).


Desfile en el sambódromo

Reserve con tiempo su hotel en Río de Janeiro para el verano, durante la semana del carnaval, que aquí es una fiesta desenfrenada. Las noches del domingo y del lunes son acaparadas por el exuberante desfile principal del sambódromo, cuyas espléndidas carrozas decoradas con bailarines de samba cubiertos de lentejuelas representan obras musicales fascinantes en un estadio al aire libre a tope. Déjese llevar por los seguidores que agitan banderitas apoyando los desfiles de brillante colorido. Tome asiento en primera fila para vivenciar el lujo y el alboroto a un paso suyo o busque la comodidad de las gradas 7 y 9 para una vista más relajada.


Diversión y juegos al aire libre

Los domingos de verano verá bajar a los artistas de capoeira a la playa de Ipanema, donde se exhibirán en esta danza con elementos de artes marciales en la que inclinan los cuerpos. Los partidos espontáneos de fútbol y vóleibol surgen en toda la playa de arenas blancas: juegue con los cariocas y refrésquese con un chapuzón en el océano. Para ver la impactante costa de Río, baje en parapente desde los cerros arbolados del Parque Tijuca, guiado por profesionales para descender suavemente sobre las arenas bordeadas de palmeras de la playa de São Conrado.


Procesiones de bandas barriales

Una auténtica escapada a Río de Janeiro en verano no estará completa sin una banda barrial local (sesión de samba) por las calles del carnaval. Los acogedores cariocas (residentes de Río) y sus familias siguen a su orquesta de samba favorita en una celebración colorida de canciones, historias, disfraces, danza y melodía. Tras un día de adoración al sol al lado del mar azul en la playa de Ipanema, sumérjase en la magia desenfrenada de la Banda de Ipanema, el desfile callejero más antiguo de Río. Únase a sus divertidos intérpretes en la Praça General Osório o espere su llegada triunfal frente al mar al atardecer.

Dónde hospedarse

Descubre

Aquí encontrarás tus vacaciones perfectas en Río de Janeiro

De 1340 hoteles.