Ir a la página principal.
Guías de

Los 10 mejores lugares para comer y beber en París

Busca un establecimiento

Elegir dónde comer en una ciudad famosa por su cocina puede ser difícil. Reserve un hotel en París y elija sin dificultad con esta lista de los 10 mejores lugares para comer y beber en París.

Cocina francesa moderna en Les Ombres

Les Ombres, el restaurante del terrado del Museo del Quai Branly, no sólo tiene una ubicación increíble sino que también su cocina francesa es muy imaginativa. La Torre Eiffel proyecta su sombra sobre el techo de cristal y se enciende cada hora durante la noche. La comida también es un regalo para los ojos, con un menú gourmet degustación de cinco platos.

27 Quai Branly
Sitio web de Les Ombres



Cultura de café en Marais

Relajarse en un café del barrio de Marais es una de las opciones de la lista de los 10 mejores lugares para comer y beber en París. Coja una mesa en la terraza de Les Philosophes, un café situado en una esquina, ideal para ver la gente pasar,y ponerse cómodo con una botella de vino, una tartaleta de tomate asado y una cremosa porción de tarta de queso.

28 rue Vieille du Temple, Marais



Mercado de alimentación de la Margen Izquierda

Mientras pasea por las callejuelas empedradas de la Margen Izquierda, deleite sus sentidos en el mercado de alimentación de la Rue Mouffetard. Es un conjunto de puestos al aire libre que venden fruta y verdura, foie gras, vino y queso bajo toldos a rayas y luces. Saboree sus compras en la Place de la Contrescarpe, la plaza más bonita de la Margen Izquierda, un poco más arriba en la misma calle.



Café Marly, bajo los arcos del Louvre

Tras admirar la Mona Lisa en el museo del Louvre, haga un alto para comer en el elegante Café Marly, que tiene vistas a la pirámide del Louvre desde los arcos del Cour Napoléon. Pida un cóctel de mariscos y un atún al sésamo del menú simple y embriáguese con las vistas.

93 rue de Rivoli



El bar de vinos La Tartine

Viaje a los años 20 en La Tartine, el epítome del viejo bar de vinos parisino. Las paredes cubiertas de espejos, las arañas esmeriladas y el bar con encimera de mármol de este tradicional rincón del Marais rezuman el ambiente de la época. La Tartine además tiene una amplia carta de vinos.

24 rue de Rivoli



Bofinger Brasserie en la Bastilla

Cerca de los hoteles boutique de Paris y los bares del barrio Marais y fundada en 1860, la Brasserie Bofinger sirve un menú alsaciano tradicional que incluye mariscadas y manitas de cerdo. Cenar en sus mullidas banquetas de cuero a la luz de las arañas de bronce y bajo su aclamada cúpula de vitrales estilo art-nouveau es toda una experiencia de la belle époque.

5-7 rue de la Bastille
Sitio web de Bofinger



Canciones francesas en Au Limonaire

Reserve una mesa para cenar en el íntimo Au Limonaire o simplemente vaya por la noche a escuchar canciones francesas tradicionales. Ubicado en un callejón cerca del metro Grands Boulevards, este minúsculo bar de vinos le ofrecerá cabaret del más auténtico.18 Cité Bergère
Sitio web del Au Limonaire



Café en el Museo de Orsay

Si necesita algo que le recuerde que el Museo de Orsay fue una estación de tren, vaya al café del entrepiso. Las altas paredes mantienen el trabajo de hierro original, perforado por un gigantesco reloj con vistas sobre París hasta Montmartre. Las ensaladas ligeras y sándwiches le darán energía para seguir viendo las galerías.1 rue de la Légion d'Honneur
Sitio web del Museo de Orsay Website



Cene en un molino de Montmartre

El restaurante de Le Moulin de la Galette se ubica en uno de los pocos molinos de viento que quedan en Montmartre, y que fue pintado por Renoir, Lautrec y Van Gogh. Dentro, la atmósfera es umbrosa y romántica y el menú clásico francés incluye caracoles con mantequilla de ajo y cordero con verduras.83 rue Lepic, Montmartre
Sitio web del Le Moulin de la Galette



Salga de picnic

La comida sabe mejor al aire libre, así que compre provisiones para un picnic y vaya al parque Buttes-Chaumont. Visite algún mercado callejero o la sección de alimentación de grandes tiendas como Monoprix o Bonmarché para proveerse de baguettes, quesos, pastelitos y ensaladas.