Escocia es una nación situada en el accidentado norte del Reino Unido, famosa por sus impresionantes montañas envueltas en la niebla, sus amplios valles y su elaborada arquitectura gótica. La capital, Edimburgo, es tan bonita y elegante que casi parece el decorado de una película, en especial la Royal Mile, donde te sentirás parte de la historia centenaria de Escocia. Si lo que buscas es aventura, la región no te decepcionará. En la cordillera de los Cairngorms podrás escalar, practicar senderismo e incluso esquiar, mientras que en las 790 islas que rodean la costa encontrarás una variada fauna salvaje y playas solitarias. Los aficionados al golf tienen una cita ineludible en la bonita localidad de Saint Andrews, donde podrán practicar su swing en uno de los campos de golf más antiguos del mundo.

    La mayoría de los escoceses son sociables y vocingleros y se enorgullecen de su cultura celta. Cuando visites Escocia, no dudes en hacer tuyos los elementos únicos que la convierten en un lugar tan interesante y divertido: el sonido de las gaitas, el sabor del haggis y tanto whisky como tolere tu temperamento.

    Principales destinos en Escocia

    ¿A dónde irás?
    • Edimburgo

      Edimburgo es una de esas pequeñas gemas en bruto que esperan ser descubiertas. A pesar de sus pequeñas dimensiones, posee un gran patrimonio, como su castillo, situado sobre una lengua volcánica, o el palacio de Holyroodhouse.

      Pero parte de su carácter radica en su casco histórico, que preserva la estructura medieval y mantiene intactos numerosos callejones subterráneos que le aportan un atractivo halo de misterio. En agosto, la ciudad se transforma en un gran festival al aire libre; aunque también es una época perfecta para practicar senderismo, por ejemplo, subiendo al Arthur’s Seat.

      Más información
    • Glasgow

    • Inverness

    Organiza tu viaje

    Otros destinos elegidos en Europa

    Descubre otros destinos