El vastísimo paisaje germano está salpicado de numerosas aldeas y localidades que hunden sus raíces en la Edad Media y, en algunos casos, en los tiempos romanos. En el sur puedes visitar pueblos con vistas a los picos nevados de los Alpes bávaros, mientras que las pintorescas poblaciones con lago del norte se encuentran cerca de metrópolis como Hamburgo y Berlín.

    Puedes visitar estos destinos durante todo el año, pero la mejor época para disfrutar de sus paisajes atemporales es en invierno, cuando la nieve cubre los edificios medievales y los animados mercadillos navideños llenan las plazas. Casi te parecerá que has viajado en el tiempo. Echa un vistazo a nuestra lista de localidades idílicas en Alemania para planear unas vacaciones de cuento de hadas. Y no olvides la cámara de fotos.

    1

    Rotemburgo

    Un destino de cuento con casas con entramados de madera

    Rotemburgo, a 115 kilómetros al noreste de Stuttgart, es una localidad fortificada cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Las callejuelas adoquinadas del casco antiguo están repletas de casas y tiendas con entramados de madera, así como de puntos de referencia históricos, entre los que destacan el ayuntamiento, la casa del maestro de obra y la antigua herrería.

    En invierno, la plaza del Mercado se transforma en un pintoresco mercadillo navideño con numerosos puestos, en los que se venden ornamentos y exquisiteces típicas alemanas. Debido a su belleza de cuento, Rotemburgo ha aparecido en muchas películas de Hollywood, como Chitty Chitty Bang Bang (1968) y Harry Potter y las reliquias de la muerte (2010 y 2011).

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Solteros
    • Grupos
    2

    Schwerin

    La capital de estado más pequeña de Alemania

    Schwerin, la capital de Mecklemburgo-Antepomerania, está rodeada por siete lagos y acoge numerosas estructuras medievales que consiguieron sobrevivir a la devastación de la Segunda Guerra Mundial. Su punto de referencia más espectacular es el castillo, situado en una isla entre los lagos Schwerin y Burgsee.

    Otros edificios destacados cerca del castillo incluyen el Antiguo Palacio, el Museo Estatal de Schwerin y el Staatstheater. Schwerin atrae a los aficionados a la música clásica con su Festival de Ópera al Aire Libre, que tiene lugar cada verano en la plaza del Antiguo Jardín.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Económico
    3

    Bad Mergentheim

    Una ciudad-balneario idílica en el sur de Alemania

    Son muchos los visitantes que acuden a Bad Mergentheim debido a sus manantiales, a los que se atribuyen propiedades terapéuticas como el alivio de la acidez y la hiperacidez. Al igual que la mayoría de las localidades alemanas, Bad Mergentheim se caracteriza por sus bonitas calles adoquinadas y edificios con entramados de madera que datan de la Edad Media. Sin embargo, también es una de las mayores ciudades-balneario de todo el país.

    El Spa Park abarca 70 000 metros y comprende bellos campos de hierbas medicinales y lavanda. También cuenta con dos jardines, uno de rosas y otro japonés. Si quieres mantenerte en forma durante tus vacaciones, en Bad Mergentheim encontrarás más de 140 kilómetros de rutas de senderismo. El recorrido panorámico local tiene unos 18 kilómetros de longitud y ofrece vistas de la ciudad y del valle del Tauber.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Económico
    • Solteros
    • Grupos

    Foto de Pierre André LECLERCQ (CC BY-SA 2.0) modificada

    4

    Lubeca

    Una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el norte de Alemania

    El origen de Lubeca se remonta al siglo XII como uno de los principales puertos del país. En la actualidad, esta ciudad que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco atrae a muchos visitantes gracias a sus estructuras religiosas y bellamente preservadas que se esconden en el casco antiguo. En este barrio medieval hay nada menos que siete campanarios pertenecientes a sendas iglesias, entre las que destaca Lübecker Dom, una estructura con elementos del gótico tardío y el barroco que, además, es la catedral más antigua de la ciudad.

    Lubeca también es famosa por su mazapán, un dulce que se elabora con harina de almendra, azúcar y, a veces, miel. En la segunda planta del Café Niederegger encontrarás un museo dedicado a esta delicia local.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    5

    Tréveris

    Visita la basílica romana más grande de Alemania

    Los romanos fundaron Tréveris en el siglo I a. C. y este hecho la convierte en una de las ciudades más antiguas del país. Sus calles acogen el mayor número de estructuras romanas de toda Europa, con puntos de referencia destacados como la Porta Nigra, una de las puertas de la ciudad, el anfiteatro y las ruinas de tres baños diferentes. No te marches sin visitar la basílica, donde se encuentra el salón del trono del emperador Constantino, de 67 metros de longitud.

    Tréveris es también una de las regiones vinícolas más populares de Alemania, sobre todo por el vino del Mosela. Encontrarás numerosos viñedos alrededor de esta encantadora localidad y una excelente oferta de visitas guiadas y catas.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Solteros
    • Grupos
    6

    Bamberg

    Prueba la Rauchbier, la cerveza ahumada de Bamberg

    Bamberg, en Franconia, se compone de siete colinas, cada una de ellas coronada por una iglesia que se eleva sobre la ciudad medieval. El casco antiguo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que aún conserva muchos puentes arqueados y bonitos edificios de los siglos XI al XIX. Uno de sus puntos de referencia más destacados es la catedral, una estructura del románico tardío en la que podrás visitar las tumbas del emperador Enrique II y el papa Clemente II. Ubicada en la cima de la colina más alta, el castillo de Altenburg data de 1109 y fue la residencia de los obispos de Bamberg hasta 1553.

    Si te apetece probar una cerveza alemana, este destino es muy popular por sus establecimientos tradicionales. Una de las variedades imprescindibles es la Rauchbier, una cerveza ahumada que puedes disfrutar en Schlenkerla y Spezial.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Económico
    • Solteros
    • Grupos

    Foto de rey perezoso (CC BY-SA 2.0) modificada

    7

    Berchtesgaden

    Descubre el lago Funten, uno de los más fríos de Alemania

    Si buscas una escapada invernal, la aldea montañosa de Berchtesgaden es un clásico. Famosa por sus espectaculares paisajes alpinos, en este destino bávaro podrás disfrutar de muchas actividades al aire libre, como el esquí en el parque nacional de Berchtesgaden o la vela en el lago Königssee. También encontrarás kilómetros de rutas de senderismo, una de las cuales dirige directamente al lago Funten, el rincón más frío de Alemania.

    En la plaza del mercado de Berchtesgaden podrás ver las actuaciones de bandas de música y a niños ataviados con los trajes típicos bávaros bailando las danzas tradicionales. A diez minutos en coche en dirección este-sudeste podrás visitar edificios famosos del Tercer Reich, como Obersalzberg y el Nido del Águila de Hitler.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Foto
    • De aventura
    8

    Meissen

    Paisajes alemanes que recuerdan a Praga

    Meissen está muy cerca de la frontera entre Alemania y la República Checa, y su paisaje recuerda mucho al de Praga. En esta pintoresca localidad destacan el castillo de Albrechtsburg y la catedral, ambos con vistas al río Elba. Esta ciudad también es famosa por su porcelana, una de las mejores del país, y cuenta con un museo especializado en el sector donde podrás contemplar magníficas piezas del siglo XVIII.

    El calendario de eventos de Meissen es muy variado todo el año y destaca el Weinfest, que celebra la cosecha vinícola de la ciudad a finales de septiembre con música en directo y catas de caldos de la región de Sajonia.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Grupos
    9

    Ratisbona

    Una localidad bávara con su propio Oktoberfest

    Ratisbona es una ciudad de Baviera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y una de las pocas que sobrevivió a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. En este destino medieval podrás disfrutar de bellas vistas al río Danubio y visitar antiguos edificios romanos, románicos y góticos. El casco antiguo se puede recorrer a pie con bastante facilidad y en él podrás ver estructuras históricas como el antiguo puente de piedra y la catedral de San Pedro.

    Ratisbona también es muy popular en el ámbito de las artes escénicas: el Theater Regensburg acoge musicales y espectáculos de ópera, ballet y opereta durante todo el año. Otro evento famoso es el Regensburg Dult, el equivalente local al Oktoberfest. Se trata de una celebración bianual de dos semanas de duración y suele tener lugar en mayo y a principios de septiembre.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Económico
    • Solteros
    • Grupos
    10

    Distrito de Lindau

    Una ciudad insular en el sur de Alemania

    Lindau está situada en una isla en la frontera entre el sur de Alemania y Austria, y puede presumir de preciosas vistas al lago Constanza, muy popular para nadar o realizar excursiones en barco. Por ello, la localidad recibe a muchos visitantes en verano. La ruta Bodensee-Radweg rodea el lago a lo largo de 260 kilómetros y es perfecta para la bicicleta.

    El centro de la ciudad está repleto de casas con entramado de madera y edificios históricos. No pierdas la oportunidad de visitar el faro de Lindau y la Torre Mangturm, una estructura del siglo XII que ofrece vistas panorámicas sobre la ciudad y el lago Constanza. Una de las estructuras más características de Lindau es la llamada Torre de los Ladrones, una antigua prisión coronada con tejas de colores.

    Mapa
    • Parejas
    • Familias
    • Historia
    • Foto
    • Económico
    Penny Wong | Huésped compulsivo

    Organiza tu viaje

    Maps