Las ciudades y los pueblos de Sicilia rezuman encanto y permiten a los visitantes sumergirse de lleno en la típica vida siciliana del Mediterráneo. Esta isla es la más grande de Italia y está marcada por su variopinta historia, que se remonta miles de años atrás. Sicilia es una auténtico crisol de culturas, con influencias de las antiguas Grecia y Roma, la época bizantina, la invasión normanda y los primeros colonizadores arábigos.

    Con un ritmo de vida más tranquilo que la península italiana, esta isla mediterránea alberga muchos destinos costeros entre cristalinas aguas azules, aldeas excavadas en gargantas rocosas sobra las colinas y antiguas ruinas en perfecto estado de conservación. Para ayudarte a decidir entre tantas opciones, hemos recopilado una lista de los pueblos y las ciudades más fascinantes de Sicilia.

    1

    Baja el ritmo en Favignana

    Descubre las aguas cristalinas y cuevas privadas de las islas Egadas

    • Historia
    • Foto
    • De aventura

    Favignana es la mayor de las tres islas Egadas, pero los viajeros suelen pasarla por alto. En sus distintas grutas y bahías vírgenes encontrarás algunas de las aguas más cristalinas de toda Sicilia. Las playas rocosas de aguas profundas de Scalo Cavallo, por ejemplo, atraen a los fans del esnórquel que quieren contemplar la vida marina local. Más al este, cala Rossa es un lugar perfecto para relajarse tras explorar la isla. Montar en bici es una de las mejores formas de desplazarte por la mitad oriental de la isla, que es bastante llana.

    Favignana es la ciudad principal, y desde ella se puede acceder fácilmente a una playa de arena. A diferencia de otras zonas de nado de la isla, aquí hay un pequeño puerto, así como el fuerte de Santa Catalina. Las calles peatonales y las dos plazas repletas de tabernas tradicionales te ofrecen un ambiente relajado al que te acostumbrarás enseguida.

    Mapa

    Foto de Giulia C. (CC BY-SA 2.0) modificada

    2

    Recorre la idílica Cefalú

    Callejuelas y plazas de postal en cada esquina

    • Historia
    • Foto

    Cefalú representa la ciudad costera siciliana por excelencia. Sus calles estrechas y adoquinadas, las coloridas fachadas y las cuerdas de ropa en los balcones serán las vistas típicas durante tus vacaciones. Puedes indagar en la historia de la ciudad en Lavatoio, un lavadero medieval donde se dice que vivía el rey normando Roger II, o admirar los mosaicos bizantinos del interior de la catedral normanda.

    En dirección a la costa, descubrirás playas de arena y un pequeño puerto lleno de barcos de pesca y de pescadores arreglando sus redes. Para disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad y sus alrededores, te recomendamos subir hasta La Rocca; aunque no es nada fácil llegar hasta arriba, merece la pena el esfuerzo.

    Mapa
    3

    Conoce el auténtico estilo de vida siciliano en Gangi

    Visita "el pueblo más bonito de Italia"

    • Historia
    • Foto

    Con sus impresionantes colinas y las magníficas vistas al monte Etna, Gangi enamora a todo aquel que lo visita. Su pasado medieval queda patente en las calles serpenteantes y en las murallas de la ciudad, que rodean sus plazas. Al recorrer sus estrechas calles, pronto te toparás con la torre Ventimiglia, que perteneció en el pasado a una de las familias nobles medievales de Gangi.

    Entre sus calles de piedra también descubrirás dos palacios: el palacio Sgadari y el palacio Bongiorno. Este último alberga varios museos, entre ellos, el Museo Arqueológico, la galería de arte Gianbecchina, el Museo de Armas y el Museo Etnoantropológico. Continúa tu paseo hasta lo alto de la ciudad para conocer el castillo en el que vivían los señores de Ventimiglia y disfruta de las vistas del pueblo conocido como "el más bonito de Italia".

    Mapa

    Foto de trolvag (CC BY-SA 3.0) modificada

    4

    Viaja al pasado en Montalbano Elicona

    El lugar donde confluyen la arquitectura catalana y el estilo renacentista

    • Historia
    • Foto

    Empieza a explorar la fusión arquitectónica de Montalbano Elicona en este castillo suabo-aragonés que se construyó originalmente como una fortaleza para observar la ciudad. Al continuar tu visita por las residencias reales, dirígete hasta la capilla real, cuyos orígenes se remontan al periodo bizantino. Cuenta con dos museos, uno dedicado a las armas blancas y otro con exposiciones de instrumentos musicales de la Edad Media.

    En las calles que rodean el castillo te encontrarás con la iglesia de Santa Catalina, cuyas influencias arquitectónicas ofrecen un interesante contraste. La combinación de elementos catalanes y decoraciones renacentistas en una fachada románica es verdaderamente intrigante.

    Mapa

    Foto de Bdsklo (CC BY-SA 3.0) modificada

    5

    Descubre Castiglione di Sicilia, situado en una colina

    Visita un pueblo encaramado en una colina junto al monte Etna

    • Historia
    • Foto

    Castiglione di Sicilia es un característico pueblo en lo alto de una colina, ubicado en un valle entre Randazzo y el bullicioso puerto turístico de Taormina. Entre las casas encaramadas en la colina destaca Piazza Lauria, pavimentada con una roca volcánica de gran belleza. A solo unos pasos, te encontrarás con la iglesia de San Antonio, del siglo XVII. Sigue caminando hacia el centro de la ciudad para conocer la basílica de Madonna della Catena, uno de los monumentos más importantes de la localidad.

    Conforme te vayas alejando del centro de Castiglione di Sicilia, descubrirás U Cannizzu, conocido también como "la ciudadela". Se cree que la torre formaba parte de una fortaleza más grande que protegía la ciudad.

    Mapa

    Foto de Kondephy (CC BY-SA 4.0) modificada

    6

    Pasea por la costa de Ortigia

    Haz una parada en la pequeña isla vecina de Siracusa

    • Gastronomía
    • Historia
    • Foto

    Ortigia es el corazón de Siracusa, y ningún otro lugar captura tan bien la esencia de Sicilia como esta encantadora isla. Las calles laberínticas rodean las bonitas fachadas desgastadas, lo que le confiere cierto aire romántico. Al recorrer esta isla, impregnada de historia griega y corintia, no tardarás en plantarte ante emblemáticos monumentos como el templo de Apolo y la Piazza Archimede. En la parte occidental se encuentra la Piazza del Duomo, una bonita plaza peatonal que constituye el centro de Ortigia.

    Puedes recorrer esta pequeña isla de solo 1 kilómetro de largo y 500 metros de ancho a pie y disfrutar del paseo marítimo de la ciudad. El mejor momento para hacerlo es a principios de la mañana o por la tarde, ya que puedes capturar la mejor luz. Cuando hayas terminado de recorrer el exterior de Ortigia, vuelve al interior para degustar las delicias locales, como queso, carnes, verduras o marisco, en el mercado diario junto al puente que conecta este epicentro histórico con la zona continental de Siracusa.

    Mapa

    Foto de Alfonso Messina Siracusa (CC BY-SA 4.0) modificada

    7

    Contempla el brillo de Noto al atardecer

    Admira la ciudad que es un pináculo de la arquitectura barroca

    • Historia
    • Foto

    Noto se restauró por completo después de que la ciudad original quedara destruida por un terremoto a finales del siglo XVII. También está construida en líneas paralelas, de modo que las calles están orientadas al este para aprovechar mejor el sol. Los edificios de piedra caliza absorben la luz del sol y lo envuelven todo en un tonos miel y dorados al atardecer.

    Durante tu visita a los principales puntos de interés de Noto, comprobarás la belleza de su arquitectura barroca. Corso Vittorio Emanuele alberga muchas de las estructuras más impresionantes de la ciudad, incluido el Monastero del Santissimo Salvatore, la iglesia jesuita, el Palazzo Nicolaci di Villadorata y el Palazzo Ducezio. En mayo, una alfombra de mosaicos hechos con pétalos adorna la Via Nicolaci, que se transforma para el festival Infiorata.

    Mapa
    8

    Sumérgete en el sur de Sicilia en Marzamemi

    Descubre la importancia de la primera tonnara de la isla

    • Historia
    • Foto

    El pueblo de pescadores de Marzamemi es conocido por sus puertas pintadas de colores vivos y los pequeños edificios de bloques de piedra, muy arraigados a los árabes que habitaron la zona en los siglos X y XI. Este pueblo, que se ha ganado su lugar en la historia siciliana, sigue manteniendo su reputación como uno de los lugares con el mejor atún de toda la región. Sus orígenes se remontan al establecimiento de la primera tonnara (conservera de atún) de Sicilia, un lugar que ya no está operativo pero que a veces se usa para celebrar eventos privados.

    Pero Marzamemi también guarda algunos secretos bajo el mar, ya que alberga restos de antiguos barcos romanos naufragados en sus profundidades. Las ruinas de una antigua iglesia bizantina también forman parte de un proyecto de excavación desde que unos pescadores locales descubrieran los restos a finales de la década de 1950.

    Mapa

    Foto de Enrico Strocchi (CC BY-SA 2.0) modificada

    9

    Pasea por Ragusa, Patrimonio de la Humanidad

    Piérdete entre su mezcla de casas e iglesias

    • Historia
    • Foto

    Las calles de Ragusa Superior están organizadas en cuadrículas sobre una meseta encima de Ragusa Ibla, el casco antiguo. La empinada garganta está repleta de casas e iglesias que se confunden a distancia pero, conforme te vayas adentrando en el centro de la ciudad, irás descubriendo su lógica barroca.

    La ciudad más baja, Ragusa Ibla (construida donde estaba la original antes de ser destruida por un terremoto a finales del siglo XVII), es la que de verdad conquista a los visitantes. Eso sí, tendrás que superar los 200 peldaños para admirar la cúpula neoclásica de la Basilica di San Giorgio, y seguir subiendo algunos más para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad desde los jardines públicos de Giardino Ibleo.

    Mapa

    Foto de Andrea Schaffer (CC BY 2.0) modificada

    10

    Un yacimiento arqueológico griego en Agrigento

    Planea tu visita a la antigua ciudad de Akragas, en el Valle de los Templos

    • Historia
    • Foto

    Agrigento, una de las ciudades más antiguas de Sicilia, alberga muchas ruinas antiguas. Al primer vistazo, podría parecer que le falta el encanto tradicional de los pueblos y ciudades cercanos, debido a la presencia de apartamentos y autovías en las inmediaciones. Sin embargo, una vez en el casco antiguo, te verás rodeado por una arquitectura impresionante. Visita el barrio más antiguo, Chiesa di Santa Maria dei Greci, para contemplar su pequeño patio y los frescos del siglo XIV del interior.

    En lo alto de Agrigento se encuentra el Valle de los Templos. Este lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se erige como un gran testamento de la cultura y el arte griegos. El Templo de la Concordia, que mantiene todas las columnas de la estructura original, está considerado como uno de los templos dóricos mejor conservados de todo el mundo.

    Mapa
    Kiri Nowak | Escritor

    Organiza tu viaje

    Volver arriba

    Maps